Su atención por favor…

1065

¿Comienzo inesperado? ¿Tropezón inicial? ¿Expectativas positivas sobredimensionadas? ¿Baño de realidad? ¿Hay que comenzar a preocuparse? Por ahí va la cosa.

El comienzo de temporada 2017/18 generó de afuera hacia adentro y a la inversa un exceso de optimismo a priori bien fundamentado.

El partido por Copa Argentina contra Colon de Santa Fe dejó la vara alta por lo ejecutado y porque lo que se suponía que ante un rival de talla, de Superliga y con roce internacional, se habían mostrado cosas interesantes y fundamentalmente otra dinámica, que el plantel anterior ya no podía brindar.

Cuando cito lo de tropezón inicial hago referencia a que en todos los comienzos de ciclos de Walter Otta tanto en B Metro como en el Nacional no han sido proliferos, todo lo contrario. No hace falta ir muy lejos para remitirse al ejemplo mas claro de la temporada 2016/17 cuando a partir del partido contra Atlanta cambió el rumbo en medio de rumores y clima de renuncia y/o despido.

Al presente citar esta estadística desfavorable 2 años después no aplica, porque sería un auto engaño caer en eso y pensar que es una “fija” y que a partir de allí todo será favorable Per se. Que ocurra no significa una virtud o condición, más bien es una falta del cuerpo técnico.

Preocupación sí vs. Preocupación no: me inclino por la primera opcion. Lo visto en los primeros partidos ha sido bastante pobre. Y seguramente hay material técnico y humano para revertirlo.

Soy uno de los convencidos de que este equipo está más cerca de ser el que enfrentó a Colon que al que se vió luego. Pero hay que entender los rivales del Nacional B a nivel esquema táctico a Deportivo Morón lo tienen recontra calado y estudiado. Y tras cartón, el equipo se vuelve previsible.

Se utiliza en demasía a Nico Ramírez y solo se ataca por su sector, omitiendo los 2/3 restantes del ataque, que se ejecuta con 1 solo delantero dentro y fuera del Nuevo Urbano inmerso en un medio que no contiene y una defensa que dejó de mostrarse sólida.

El campeonato actual es relativamente largo, pero ya pasaron 4 fechas.Y así como empezó se irá. En la temporada pasada el quiebre y el receso llegó en el momento justo.Y la segunda rueda fue favorable. Aquel equipo se salvó bien y con lo justo.

Dicho esto, hay dos factores que juegan a favor: hay menos descensos, y menos mal que no se hizo la plancha en cuanto a incorporaciones dejándose llevar por aquella posibilidad de que en esta temporada no iba a haber descenso. Todo hubiera sido aun mas traumático.

La renovación de plantel era tan importante como necesaria. Se trajo lo que pidió el DT y se bajó el promedio de edad considerablemente.

Seria injusto omitir que en medio del receso eterno entre temporadas Mundial FIFA mediante se perdieron dos piezas de ajedrez vitales para la columna vertebral de Otta: el 1 y 9; Milton (Alvarez) y el Bicho (Rossi), por situaciones dispares y puntuales, pero el tiempo de asimilarlo ya pasó, aunque la situación actual hace que el recuerdo sea menos esporádico.

Tiene que ser un baño de realidad a tiempo.

Estamos a horario de redefinir el Norte. Desde el vamos por La Superliga que bajó desde la cúpula dirigencial al rumor mutado a certeza de premios por objetivos y mini objetivos por parte de los players.

Bajemos a tierra, estamos en un país y categoría no apto para el derroche, bastante cuesta mantener una estructura medianamente al día.

El pollo no se sirve en el vaso.

Fernando Grieco