Nuevas caras en fútbol, de afuera y con aportes

3171

“Para nunca más volver” suena bien y es el deseo de todos, pero lo peor que puede hacer una cabeza pensante es usar el chip del hincha. Deportivo Morón necesitará trabajo y profesionalización para no tener sobresaltos y asentarse en el Nacional B. Por eso, Alberto Meyer ya comenzó a tomar decisiones en el fútbol que cada uno juzgará a su criterio.

Que la Subcomisión de fútbol en la era meyerista no estuvo a la altura no es novedad; de hecho el propio Presidente lo dijo y terminó llamando a otros socios, aquellos que comenzaron con el proyecto que tenía como DT a Otta, para que le dieran una mano. La historia tuvo final feliz dentro de la cancha, pero fuera parece que no: “gracias por todo” y nos vimos.

Ahora Meyer parece apostar a las decisiones de dos llegados desde Avellaneda: Colángelo y Del Castillo. El primero -nada que ver con Matías Colángelo, una de las caras del fútbol de Morón de los últimos años- es el papá de Gianfranco, quien arribó desde Independiente en enero. El segundo, Leonel, es el papá de Mauricio y del Kun Aguero.

Acostumbrado a las decisiones unilaterales, el Presidente hizo tabula rasa y creó una nueva subcomisión dejando fuera primeramente a quienes ya estaban, para luego llamarlos selectivamente e invitarlos a sumarse.

Ante este panorama, varios optaron por alejarse. En parte porque sin previo aviso los dejaron fuera de una subcomisión que ya estaba formada; sumado a esto, no se sabe a ciencia cierta en carácter de qué vienen las nuevas caras en el fútbol, que no son familiares en Morón. Para Meyer es importante el aporte económico que supuestamente harían, mientras que para otros es peligroso dar las riendas del fútbol a personas desconocidas que no pondrían dinero “por amor al club”.

Lo cierto es que la situación no convence a las agrupaciones que venían sumando esfuerzos y dinero, y por ahora no participarán activamente dentro del fútbol.

El plantel no se desarma

Con la continuidad de Walter Otta confirmada, resta que pasen las semanas para ir oficializando la de la mayoría de los jugadores. Milton Álvarez aún no llegó a un acuerdo pero ambas partes dan por probable que seguirá. Resta acordar números con Ferreira, Perales, Mayola, Martínez, Guzmán, Angelloti, Akerman, Díaz, Ramírez y Lillo, pero no habrá problemas.

Habrá que aguardar por la situación de Franco Racca, que vence su préstamo pero también su contrato con Chacarita.

Por ahora no hay nombres de posibles refuerzos, aunque Otta ya esté trabajando en incorporaciones.