Morón no se achica

3990
Gerardo se la lleva ante su marca. En la pelota parada es letal.

A pesar de ir perdiendo desde el arranque por un penal inventado por López Aldazábal (un abonado a la hora de perjudicar a Morón), el equipo de Walter Otta hizo pie en Barracas y lo empató con un tiro libre de Gerardo Martínez. Fue 1-1, pudo ser victoria pero el punto vale por las circunstancias desfavorables.

Del sábado a las 13 por TV al domingo a las 16:30 sin televisación. Cancha de Barracas, club de Chiqui Tapia, la cara más visible y fuerte del ascenso, y un árbitro como López Aldazábal que suele tener el cobro fácil contra el Gallo. La cena estaba servida y en la previa unos cuantos pensaron que podía pasar lo que pasó. Tras unos buenos minutos de inicio para Morón, el partido tuvo un cambio drástico: Carranza entró al área, simuló un manotazo y el juez cobró penal. Una vez más el local se puso en ventaja desde los 12 pasos con gol de Juan Martín.

El Galo debió salir a quemar naves en el calor de la tarde, pero se fue al descanso 0-1. Y cuando las cosas están complicadas la categoría de un jugador puede mejorarlas. Tiro libre, los pies de Gerardo y el grito en su garganta. A partir de allí las más claras fueron para Morón, que lo pudo ganar por el juego y empuje, pero en la última lo hubiese perdido si Seccafien no se demoraba.

Buen rendimiento en general y en todas las líneas, este equipo se afianza cada vez un poco más y acumula estadísticas positivas: 9 sin perder, el segundo equipo con menos goles en contra del torneo y a 3 de la punta. Ah, y además por muchos momentos juega bien.