Momento de construir sin romper

788
Foto: Prensa oficial

Una Asamblea más, con las contradicciones de siempre repleta de ambigüedades. Por amplia mayoría donde y con la presencia aproximada de 200 socios, así quedarán las cuotas sociales a partir de Marzo:

-Popular $250
-Platea Capelli $300
-Platea Ferrante $400

¿Alcanzará para paliar el déficit mensual de 680.000 pesos? Decididamente no, tal vez sea una aspirina. Hoy el Club operativamente cuesta 130.000 pesos diarios. En este contexto, el oficialismo deberá replantearse porque su propia propuesta (Popular 300, Capelli 400, Ferrante 500) no traccionó ni un puñado de votos y no magnificar la situación. Por un lado no hubo un papel ni porque detallados de otro reiterado llamado al socio para que ponga el hombro.

Si hubiera existido un tentativo de Balance, un mini Excel que pusiese en blanco sobre negro ganancias y pérdidas hubiera sido mas sencillo deducir cual es la necesidad del club, hoy en día.

La falta de un Estatuto acorde y aggiornado genera estas cuestiones. Se sigue atrasando en ese sentido y cada situación particular de las distintas actividades o personas no están contempladas y se generan estos grises tales como carencia de grupo familiar; actividades que sólo se sostienen con aportes y voluntades de entusiastas, damas que si no van al partido de fútbol el club no tiene que ofrecerle.

Deportivo Morón ascendió hace 7 meses y se codeó con los equipos grandes vía Copa Argentina, ¿y no se pudo generar más recursos?¿Cuánto la vale hoy la marca, lo mismo que en la B  Metro? Claramente la falencias principales pasan por ahí, se carecen de recursos genuinos. Y eso está ligado a la gestión.

Después viene lo demás. Nadie desconoce que toda opinión y/o silencios tienen un trasfondo político y no hay que asustarse de ello, por el contrario. En lo personal no me molesta que se sincere, aunque no se esté de acuerdo, peor es lo que hacen aquellos que se autodefinen independientes y viven operando.

Las Asambleas de los años olvidables eran minoritarias y si no volaba una silla abundaban los insultos, empujones y cachetazos. En ese aspecto algo se avanzó.
Y más acá en el tiempo, éramos visitantes en el Centro Villeguense porque carecíamos de espacio propio.

Que acudan 200 personas a pesar de los horarios y el clima es saludable per se. Si hay cuestionamientos y una pregunta lleva a otra re pregunta es porque ocurren cada 2 años y vaya si ocurren cosas en un club. Si vamos a la frialdad de los números, quizás la propuesta de Roque Labozzeta (280, 350,500) hubiese sido la mas real en términos de lo que ocurre históricamente, que una cuota social no quede debajo de una entrada general.

Aunque la cuota haya quedado dentro de las mas bajas de la B Nacional (Flandria 240, Villa Dalmine 280), también es atendible que en el contexto socio económico que estamos a nivel país la capacidad de soportar otro aumento es cada vez menor y la crispación está latente. Por un lado está re contra comprobado que si aumentas a los valores que necesitas, por demanda elástica hay un porcentaje de gente que no podrá pagarla y seguiremos viendo mas gris y mas cemento en las tribunas y la vida social del club durante la semana se verá afectada.

Y con ello además del déficit, convive una realidad deportiva soñada, con un plantel y cuerpo técnico (que fue a buscar la gestión anterior un acierto en si mismo, pero también cobraba salteado) que no cuesta dos pesos con cincuenta pesos y hay que pagarlo. Y eso también hay que contemplarlo. Si se quiere hacer las cosas bien, es el momento primero de mantenerse para luego dar el salto.

Es un club nuevo y moderno, diferente a aquel que tenia un piso – techo de 800 a 1000 socios y abría de lunes a viernes; que necesita proyectarse y gestionarse con otra visión y como tal. A lo mejor esto sea en lo único que todos estamos de acuerdo.

Por Fernando Grieco