Meyer les habló con el bolsillo y le respondieron con el corazón

723

El Presidente adelantó las elecciones y se reunió con todas las agrupaciones en la búsqueda de una unidad o acompañamiento para el próximo mandato. En el off the record, reconocieron verdades que este mismo sitio venía publicando: la deuda real es mayor a la informada y no hay recursos humanos ni económicos para seguir de esta manera.

Además, Walter Otta ya le informó: quiere llegar a la máxima categoría, y si no se da esta temporada, la que viene se armará para lograrlo. Pero con la estructura actual -tanto política como económica- parece no alcanzar.

Tras los idas y vueltas entre directivos, ex, candidatos y allegados, desde el meyerismo empezaron a pedir nombres para armar un boceto de la lista única que irá en abril. Algunos se apuntaron rápido, otros dudan de los beneficios de integrar una CD donde la información se nuclee en mesa chica y la lapicera la tenga Meyer y los suyos (literalmente, por los puestos de Secretario y Tesorero), y piden al menos que se debatan roles y funciones para dejar las cosas claras de entrada.

Al Presidente lo apremian los tiempos ya que es época de arreglo de premios, renovaciones y se comienzan a tantear refuerzos para lo que viene, para lo que requiere dinero. La lista única parece lo único concreto hasta ahora, algo que no a todos les termina de cerrar.