Memoria y Balance

436

OPINIÓN – Algunos conceptos para entender por qué en general no se planean las cosas y se ponen en marcha cuando están a punto.

Como disparador, la pregunta del periodista casi siempre es la misma y es la llave para encontrar respuestas: ¿Por qué? Tal vez será porque se va de extremo a extremo, de la euforia a la resignación y de allí vuelta al exitismo, para luego caer en una nueva depresión con diagnóstico irreversible. Con lo cual sin matices, poco se puede sacar en limpio.

Los 26 años sin éxitos deportivos pesan y mucho, sumado a ello el cumple de 15 sin fiesta en la Primera B Metropolitana. Sin ir mas lejos (el revisionismo histórico quedará para otra instancia) tomemos como muestra el torneo pasado. Se encaró gastando fortunas y se lo terminó jugando e incluso llegando a instancias finales con jóvenes del club y/o jugadores que en la mayoría de los casos no iban a tenerse en cuenta. Dicha situación no ha sido producto de algo proyectado como en su momento se ha querido  convencer y demostrar. Todo lo contrario.

Y en breve, en vísperas de elecciones aun sin fecha, se perfilan 4 listas para presidir al club. Tras el trunco e inconcluso segundo mandato de Diego Spina, es momento de volver, en el mejor de los escenarios a foja cero. Digo Foja Cero y entiéndase como tal, a que el déficit sea el menor posible. Cero hoy es mas que utópico.

La situación tendió a normalizarse según lo expresado por Pablo Sauro y su comisión directiva. Para ello se argumentó el ingreso de nuevas publicidades, reducción del presupuesto de plantel profesional y venta de juveniles, entre las principales medidas.

Vender con necesidad nunca es bueno, pero endeudarse aun más para pagar y mantener lo que se tiene, es peor. Endeudarse no es malo Per si, cuando se aplica para crecer. Nadie está diciendo que se han rematado las joyas de la abuela, pero tampoco sabemos si Junior Mendieta o Ariel Broggi no son un buen diamante en bruto.

Porque como dice un viejo tambero: “Si la ordeñas, la vaca te da, te da, te da, y un día, de repente, no te da más leche…” Ojalá  no pase lo mismo… pero se recurrió a vender y reducir para salvar la ropa.

Porque la gestión de Spina claramente fue de mayor a menor.Se pasó de la intención de un club abierto y democrático (recuerdo cuando en los albores se había creado un mail como contacto directo con el socio) hasta pasar por una Asamblea, creo que fue 2014 en la  que el presidente soltó una frase con tinte soberbio: “Si no les gusta lo que se propone, armen una lista y preséntense a elecciones”.

Porque hace años que se viene amagando con poner en vigencia el Nuevo estatuto, que aggiornaría el actual pensado y ejecutado hace varias décadas con otra idea y momento del club. Sin embargo todo se va en amagues. La realidad es que faltó voluntad política para implementarlo.

Los Balances, alguno de ellos deficitarios, que en su momento hubo que aprobarlos para poder lograr la Personería Jurídica que nunca llegó como tal. Sumado a ello que cada vez que un candidato se presuponía ganador, en el fondo no iba a ver con buenos ojos ejercer contemplando una minoría opositora dentro de su gobierno por mas que de la puerta para afuera se declare exactamente lo contrario.

Nos han dejado sin opción superadora alguna, por mas que se presenten 3, 4 o más listas. Y digo esto porque no se presenta nada nuevo bajo el sol.Todos ya han estado en mayor o menor medida. El numero excesivo de listas demuestra que está difícil unificar (ya ni hablemos de unidad). Y no hace falta ser un erudito en el tema para darse cuenta el estado de situación. Basta recorrer la platea y los pasillos del Nuevo Urbano para darse cuenta como se ubican de a grupos, bien separados entre si, lo mas distantes posibles unos de otros. Esto no es nuevo, viene de arrastre del Viejo Urbano.

No hay que caer en ninguna trampa, hay que estar más atento que antes. Porque van a volar datos cruzados e informaciones falseadas, de un lado y de otro, hasta lograr entre otras cosas, la polarización.

No obstante hay que seguir participando en todo lo que más se pueda. Nos hemos acostumbrado (o nos han acostumbrado…) a callarnos, a dejar todo como está, sin debatir, sin exponernos, sin arriesgarnos… Pasa en el futbol, en el trabajo, en la sociedad en general… estamos adormilados, anestesiados y no nos damos cuenta que el paso que sigue, es cuando el cirujano entierre su tijera para operarnos de lo que no queremos ni necesitamos.

Así y todo estamos ante una nueva posibilidad de pensar y concretar en grande, pero ojo, antes de construir palacios hay que dejar de vivir como mendigos.
En otras palabras: esto se da en las mejores familias. En todo y a todo momento. Lo importante es saber que uno aprende tanto a verlo como a resolverlo. Porque estamos vivos.

Por Fernando Grieco