Memoria en falta

1106

La renovación del contrato de Emmanuel Giménez es sin dudas una muy buena noticia para Deportivo Morón. Llegó en enero con más críticas que expectativas (por su edad, por la ignorancia general de su nombre en el fútbol y demás) y a fuerza de buenos rendimientos se metió en el bolsillo a la gente del Gallo, incluso ya desde su debut ante Armenio (victoria 2-0), en la que demostró buen juego y toques de primera.

Giménez es titular indiscutido y pieza clave para el DT Walter Otta, nadie duda de eso. La extensión de su vínculo es algo muy positivo para el fútbol de Morón, absolutamente. Pero… siempre hay un pero. Si la memoria no me juega una mala pasada, los últimos años cuando un player renovó por más de 12 meses la cosa no terminó del todo feliz.

La última vez que Alberto Meyer hizo un contrato por dos años fue a un DT que hoy dirige en dupla a un equipo de la categoría (mejor ni nombrarlo). Fue para armar un proyecto con juveniles (paradójica e incoherentemente llegaron 22 refuerzos) y en tan sólo 6 meses el entrenador se convirtió en calabaza. Una jodita que tiempo después nos costó más de 400 mil pesos.

Otros dos ejemplos, uno más reflejo que el otro, son los de Mariano Martínez y Matías Villavicencio. Este último vino a los 31 años, y también 6 meses fueron suficientes para hacer cambiar de parecer a cualquiera sobre su llegada. Hubo que pagarle el 50% de todo un año de su suculento contrato para que buscara nuevos horizontes.

Ok, es verdad, Villavicencio no había jugado en Morón y se le firmó por dos primaveras, nada garantizaba su rendimiento. ¿Y Mariano Martínez? Con toda una temporada demostrando que estaba para delantero titular puso el gancho por 24 meses más, algunos buenos, otros muy buenos y sin embargo casi ni jugó los últimos 8 o 9 (definitivamente no lo hizo los 6 finales), en los cuales hubo que pagarle igual.

La historia remota nos demostró que cuando Pasini armó el plantel que afrontaría el campeonato corto y luego el nuevo de enero a diciembre nos quedaron más piedras en el zapato que joyas en el equipo. Porque de los que rindieron, algunos más otros menos, casi todos siguen actualmente: Toledo, Lillo, Gásperi, Yassogna… ¿qué hicieron cuando se les acabaron los 18 meses? Renovaron por 6 más, o 12, casi todos sin problema. El único que decidió emigrar -con 5 meses de sueldos atrasados- fue Leonel Altobelli.

En contrapartida, Arguelles, Ferrero, Fonseca, Nicolás González, Lemos, Montero, Pío y Guillermo Suárez siguieron cobrando algún tiempo de esos 18 meses que casi no jugaron; algunos consiguieron equipo antes, otros se quedaron hasta final del vínculo. A criterio del lector quedarán los casos de Ramos, Montenegro y Páez, que terminaron titulares más por necesidad que por convicción, mas iban por el mismo camino que los anteriores.

¿Y Francés ahora? Llegó en enero de 2016, firmó hasta diciembre de 2017, 24 meses, pero al parecer ya lo “colgaron”, y no precisamente por el rendimiento dentro del campo de juego.

Ojo, Giménez ya demostró con creces que se tiene que quedar y seguramente será muy importante en la versión 2016/17, no creo que nadie dude de eso ni de sus condiciones. Sin embargo, la experiencia reciente nos dejó una tendencia: son más las historias que terminan mal que las que terminan bien; y las que tienen como protagonistas a jugadores que rinden bien, casi nunca es complicado renovar, a los parráfos anteriores me remito.

Morón indudablemente ha pagado a más jugadores -que luego no utilizó- por la extensión de su contrato que los que eran titulares y perdió por la misma razón.

Las excepciones a este cuestionamiento del tiempo de contrato, claro, son las del patrimonio del club (Gerardo Martínez, Broggi, Mendieta, o las compras de Barbieri y Mayola, por ejemplo).

Que no recaiga sobre Giménez, quien demostró ser un gran jugador y merecedor de su estabilidad en Morón. Ojalá (y también lo creo) sea una excepción a la tendencia marcada; sólo espero que los encargados de tomar las decisiones en el club, particularmente en el fútbol, no tengan la memoria en falta.

Mariano Campos (www.deportivomoron.com)