Las formas y el fondo

1098

La forma de redactar la nota desde el principio muy probablemente condicione el direccionamiento de la misma.Por ello conviene ser lo mas pragmático posible y comenzar cronológicamente por donde comenzó y como continuó todo.

Cuando en Diciembre de 2020 fue electa la nueva comisión directiva optaron por un camino a trazar con lineamientos generales que fueron vertidos en un papel bajo la remanida palabra Proyecto.

Hasta ahí bárbaro, había que continuar un campeonato reconfenigurado al estilo AFA pandemia mediante con un Deportivo Morón que no volvió a ser como aquel pre Marzo 2020 y llegó hasta donde le dió la nafta o hasta donde se preveía que podía llegar.

De hecho Morón no fue el único equipo al que le sucedió a punto tal que los mas encumbrados tampoco mantuvieron dicha performance caso San Martín (T), Atlanta, Temperley, Ferro, etc. siendo exclusiva excepción Estudiantes RC que quedó en la puerta y el ascendido Sarmiento.

En lo que respecta a DM puede explicarse a las bajas por ausencia y al presente de los que se mantuvieron en el plantel, que truncado el sendero al segundo ascenso, inexorablemente marcaba el final de ciclo, entre otras cuestiones, de lo que quedaba del plantel del ascenso 2016/17.Renovación pura, y en ello también se optó por la desvinculación de la dupla Sergio Lara – Sebastian Sibelli.

El cambio de timón tiene cierta lógica, el ciclo se había desdibujado y las nuevas autoridades decidieron darle otro sentido a la conducción tecnica.En parte para eso fueron elegidos: para decidir los destinos, y este ítem central es uno de los tantos.Ademas en caso de continuar bajo el mando técnico y sucumbir en 3, 4,5 fechas (situación muy típica en el futbol y moneda corriente en el club) era arrancar con el boleto picado.

La llegada de Lucas Bovaglio con otro librito tampoco estaría funcionando demasiado.Se ven cosas interesantes, trabajo, ideas, pero e inevitablemente hasta aquí no traccionó los puntos esperados.

Descreo en aquello de que hay técnicos que trabajan y otros que no.Todos en mayor o menor medida lo hacen, como en cualquier ámbito y rubro.Un buen DT es el que mejor se arregla con lo que tiene.Y muchas veces se cae en el error de que los técnicos no interpretan las necesidades de los clubes que los contratan y ponen por encima su idea de juego sin adaptarla al contexto.

Y no es por caerle a los DT, para eso se lo contrata y por ello se lo va a buscar, aparte una cosa: ¿Quien puede asegurar a ciencia exacta de que paladar futbolístico está forjado Deportivo Morón?

Lo que si estamos en condiciones de asegurar es cual es la necesidad imperiosa que lo atraviesa: los resultados.Hay una sed de Primera División a punto de que parece que la Primera Nacional no alcanza y temporada tras temporada no pocos son los que se animan a asegurar que el campeonato en vigencia es accesible como nunca en la historia…

Error de diagnostico, acá poco se sabe de facilismo y sino remóntense al archivo casero de cuanto costó salir de la B Metro y volver al Nacional.Recuerdo muy bien cuando en el 2000 muchos dirigentes del pasado decían off the record txt: «El año que viene subimos, mira si Morón va a jugar con Flandria…». Flandria subió antes.

Ninguna biblioteca del futbol garantiza en si misma el exito.Está plagado de ejemplos de un lado y del otro de sucesos inolvidables y de los otros.Acá lo que marca la diferencia es la Efectividad que en caso de carecer de ella, todo se desploma como castillo de naipes.

Un sistema efectivo de juego potencia virtudes; una buena idea mal implementada expone falencias.

De un tiempo a esta parte noto cierta impaciencia, justificada en cierto punto, pero tampoco se puede vivir con expectativas sobredimensionadas, viviendo por encima de nuestras posibilidades.Porque guarda, cuanto mayor es la expectativa mayor es la desilusión.

Entendamos el contexto, vivimos inmersos en una Pandemia que condiciona, que hace que naveguemos en intermitencias, con una gestión dirigencial y un cuerpo técnico que recién arranca que tendrá que corregir a tiempo lo que pinta mal y mejorar lo existente.

Aflojemos un poco con el reformismo permanente, no siempre se debe y se puede empezar de Cero sistemáticamente cuando hay mucho por hacer y también mucho realizado.No se trata de resetear, se trata de pararse mejor sobre la línea de tiempo para continuar.

Fernando Grieco para cdmoron.com.ar