Sos el dueño de mi vida
y el reloj de mi emoción,
de las horas más sentidas
que guardé en mi corazón…

Frustraciones, desengaños
que sufrí desde pendejo.
El gallito cumple años:
!Es tan joven y tan viejo!

Sos pasión de mis amigos,
de mis hijos y te sigo
desde siempre y hasta el fin…

Sos jolgorio, sos derroche,
sos mi sol desde esa noche
de Buen Viaje y San Martín…

Jorge J. Tarruela
19 de Junio de 2006
“A tus cincuenta y nueve años”