En un partido por el promedio, Morón sumó

566
Foto: agenciasanluis.com

El equipo de Otta empató sin goles ante Estudiantes en San Luis; ambos necesitaban sumar para engrosar el promedio. Con pocas ideas, mucho viento y un desarrollo trabado, el encuentro tuvo pocas situaciones para salir del 0-0.

Aunque los hinchas ya palpitan los octavos de final de la Copa Argentina ante Unión en Córdoba, Morón debía visitar a Estudiantes de San Luis y estaba obligado a sumar, ya que aún no ganó en el torneo. Las intenciones del Gallo se vieron de arranque: pelota al piso pasando por Gerardo Martínez y desbordando por los costados con Pichín Pardo y un intrascendente Nico Ramírez. Pero la lucha del rival, el excesivo viento y el mal estado del campo de juego hicieron que el desarrollo se tornara complicado para el fútbol.

Milton Álvarez muy sólido como acostumbra en el arco, una defensa mejorada con Broggi en el lateral derecho y Nico Martínez impasable por el izquierdo. La vuelta de Lillo -que sigue en su mejor versión- en el medio y el aguante de Brito arriba. Si bien el equipo se muestra armado, parece faltarle una pizca más de picante arriba.

Aunque la derrota en el debut de loca ante Riestra presiona para sumar, Morón se trajo un punto en una cancha difícil ante un rival directo por la permanencia.