El Peludo

159

Un domingo muy lluvioso en Liniers, día nublado;
el partido fue muy duro, casi está por terminar…
Por el campo y el cansancio, “El Gallito” se ha quedado
y ya supo aprovecharlo el equipo de Huracán…

Dos a dos. Falta un minuto. Va cayendo la neblina…
Oscar López que transforma una bola dividida
en un “toque” a la esperanza, en un pase magistral…

Con sus “gambas”, medio “chuecas”, va Gigliani hacia adelante
y al mirarlo cómo encara se me para el corazón…
Y “El Peludo” mientras corre, estudiando va al arquero;
“relojeando” su salida, la define de “sombrero”,
pa’ que griten como locos los “chochamus” de Morón.